martes, 15 de diciembre de 2009

De nuevo el Mesías entre nosotros



                                                                                          La Anunciación ( Fra Angélico)



De nuevo llegó el Mesías participativo. De nuevo llegó y triunfó el Mesías. El Mesías de todos. El Mesías que está entre nosotros, que sigue vivo, que nos acompaña. Y de nuevo vibraron todas las  voces de los coros allí convocados, entre la orquesta y coro del Concerto Italiano dirigido por Rinaldo Alessandrini.
Los seis coros que participaron en este encuentro del Mesías de Haendel volvieron a tocar los corazones a los allí presentes. El auditorio de Santa Cruz de Tenerife, repleto, se engalanó de corcheas y semicorcheas de fusas y semifusas. Y la palabra compartir se conjugó con la palabra participación en la más bella armonía vibratoria.
Nuestro Mesías vino en esa noche a tranquilizar, a darnos un mensaje particular de purificación musical en la amplia senda del amor.
Haendel llega con el Mesías de la mano cada año, de tal manera que se nos ha ido introduciendo  "la Gloria del Señor". Y nunca mejor dicho, porque una vez más compartió su mensaje de buenas nuevas  con todos los que estábamos allí y en dónde las voces de los coros  se alzaron con fuerza, desprendimiento y holgura. Sin temor alguno. Como si la "Gloria del Señor" estuviera guiando cada una de  las gargantas que participaron del encuentro.
Fue sentir la soberanía, el resplandor, el brillo, la alegría contagiada a través de este Mesias participativo que lo que nos viene a ofrecer es, precisamente, su gran luz.
Por otro lado, nuestro canto de alabanza quedó impregnado en todos los hombres de buena voluntad que allí se concentraron intentando traspasar los elevados muros del auditorio, trascendiendo hacia una alta frecuencia vibratoria.
Nuestro Mesías, un año más, se nos sigue presentando fuerte y poderoso; y cada año intenta, como desafiante y perenne, llevar el mismo mensaje a todos. Es el mensaje omnipotente de la transformación de una oscuridad  en luz; de las sombras de un mundo mal repartido y mal herido hoy en día, en  resplandor.
Con un doblete del Aleluya como broche final de obra y, en casi un abrir y cerrar de ojos, los que amamos la música por encima de muchas cosas banales y terrenales, comprendimos, una vez más, su mensaje cargado de Gloria, de sabiduría, de fuerza, de honor, de bendiciones, de paz y de amor, mucho amor.
Sólo me queda, de una manera optimista y  un poco ingenua, tal vez, pensar que algún día de estos "todos seremos transformados" liberándonos de nuestros yugos y de nuestras luchas más encarnizadas. Llegando todos los pueblos a ser uno.
Ese día, la A de Amor le dará la mano generosamente a la  A de Amén y, de una vez por todas, la Tierra, con el Mesías de nuestra parte, cantará al unísono el Aleluya con una A  de Apertura mayúscula por bandera universal.

 









Protected by Copyscape Plagiarism Software

8 comentarios:

mónica dijo...

Por lo que leo fue una experiencia maravillosa... ¡Espero no perdérmelo el próximo año! Besitos.

tanci dijo...

Mónica, para los que vivimos la música de una forma un tanto apasionada, pues fue una buena experiencia. Por más que se repita la obra, no dejará de maravillarme y emocionarme.Hubo llenazo total. Y se repitió el Aleluya como propina tras diez minutos continuados de aplausos. Otro año será. Estoy segura. Gracias por venir y espero verte pronto.Un abrazo

sinkuenta dijo...

Tanci, me alegra mucho leer que el Mesías llegó triunfal a nuestras vidas. Aunque no estuve, puedo hacerme cargo de la emoción que se debe sentir en ese ambiente de armonía y fraternidad. Espero unirme a los presentes el próximo año para respirar la magia de la música que presagia la llegada de un mundo mejor. Un abrazo

tanci dijo...

Mi querida Alicia, así lo viví. Y creo que es una obra que nos llena y nos lleva más allá de las notas.Disfruté mucho, pero también los allí congregados. Sé que habrán más oportunidades. Y el Mesías nos estará esperando con benevolencia. Tal y como merece su música y su mensaje.
Gracias por pasarte por aquí. Espero tus buenas nuevas...
Un abrazo en sol mayor

EL BLOG DEL COLEGIO GUAYONGE dijo...

Hola Tanci!, no pude estar en el Auditorio para disfrutar de esa obra tan genial, espero poder ir el próximo año...
Anoche me gustó mucho el concierto en el Auditorio de Tacoronte, ...¡cómo iba a perdérmelo!, fue estupendo, cada vez suenan mejor...y la orquesta fue un puntazo...¿sabes? en la orquesta hay algunos que fueron alumnos de nuestro cole y algunos padres de alumnos...eso la hace más "interesante"?. Bueno, en definitiva, estoy contigo en que la música maravilla y emociona y mientras eso ocurra... ¡¡¡vale la pena!!!Muchos besos

tanci dijo...

Querida Mary, alegría de verte por aquí. Pero más me dio cuando te vi en el concierto. Si, es verdad fue un concierto estupendo. lleno de vida, de emoción y hasta de sorpressas. Cómo vibraba la orquesta. Gente joven en su mayoría que atienden las instrucciones a consciencia para hacer las obras magistrales. Me siento contenta de haber podido compartir escenario con ex-alumnos. Me maravillaron.Y como tú bien dices "vale la pena" el empeño, vale la pena, los ensayos, vale la pena repetir para que una obra salga bien... en fin, la música es armonía.
No te lo puedes perder para el próximno año.
Un abrazo fuerte

virgi dijo...

Hola Tanci! supongo sabes una frase preciosa y conmovedora:
"Si la música no exisitiera, el alma tendría que inventarla" (más o menos así)
Así que te comprendo muy bien. Un Abrazo Alegre Acompañado y Amoroso

tanci dijo...

Querida Virgi, gracias por ese abrazo Alegre, Acompañado y Amoroso con la A de Alfa. El principio...
Si había oído esa estupenda frase y es bueno recordarla para seguir manteniendo viva la armonía... con A también. Te deseo lo mejor y gracias por pasar por mi casa. Un abrazo también con A... abierta