viernes, 6 de noviembre de 2009

Intensa transparencia

Entregada a la luz más directa y, a la vez , recogida desde no sé bien qué recónditos lugares, pude apreciar sus penetrantes ojos desde abajo. Desde el suelo raso.
Había transparencia y claridad en su mirada nada más abrir la puerta. Y me bastó descorrer las cortinas para que sus oscuras e intensas pupilas, casi negras como el azabache, se clavaran en mi. Por esta vez la miré directa a la cara; firme y con la resistencia de quien hubiera construído cierta fortaleza a través de los años, llenos de vicisitudes..., afrontando con entereza un inequívoco aturullamiento inocente y perenne en mi interior, evidenciado por un cierto aire de incomodidad e intimidación.



Y esa notable energía me comunicó un regocijo conjuntamente con una alegría intensa, como cuando dos amigos chocan sus manos en un firme y sincero apretón, lejos de dobleces pero lleno de sensaciones táctiles, de aterciopelada fibra, de transmitida dulzura y de explosivo vigor.
La muchacha de la abierta mirada se me presentó hoy, tal vez, más juguetona y más febril que siempre. Desenvuelta más que nunca y con un entusiamo arrebatador. 


Por más que desee rehuir su mirada, siento que me traspasa, que me penetra espectante, como adivinante al mejor estilo del Mago de Hoz. Debe ser que, una cierta magia envolvía por  momentos ese único instante,  traspasando el albor de un nuevo descubrimiento no mentado. Nada dijo..., nada dije.
Nada se intercambió más que directas y empáticas miradas como sacadas de un profundo  lenguaje intuitivo y ancestral. Muy poco practicado en la actualidad.


Mi cara, un libro abierto; la suya, un esbozo de pensamiento, un acertijo de mil colores ordenados y encadenados en fascinantes explosiones  de mágicas y  probadas interpretaciones.



Me apresa su etérea figura danzarina; hora aquí, hora allá. Hora allá arriba como erguida sobre las colinas, "empericosada" en una altura que le corresponde por hechura, por visión y por creación.



Protected by Copyscape Plagiarism Software

6 comentarios:

sinkuenta dijo...

Seguro que por ahí hay algún otro blog en el que la muchacha de la abierta mirada plasme sus impresiones... en ellas probablemente describirá la intriga que le produce ese rostro que tú defines como un libro abierto y que para ella constituye una verdadera incógnita. Y sí, entre las dos hay la familiaridad propia de aquellos que, sin saberlo, han removido cielo y tierra hasta encontrarse. Un abrazo

tanci dijo...

Mágicos encuentros Alicia. Sin proponérnoslos parece que es así como tú lo defines: el cielo y la tierra se remueven para dar con ese encuentro ¿casual? que nunca hubieras podido imaginar. Mágicos y sutiles encuentros que, aunque esporádicos pudieran ser, no dejan de ser eternos. Seguro que habrá otro blog tan lleno de matices y pinceladas a cuál más exacta... ¡ah los encuentros Alicia! Te mando un abrazo ce esos, de los que los amigos se dan sabiéndose tales.

Merci dijo...

Dende luego Tanci,no te conozco tanto, pero eres un poema caminante y una forma abierta de expresar tus sensaciones, que admiro.
No pararia de leer como te expresas y hasta me recorre un cierto escalofrío.
Un beso y que esa mirada abierta se abra a la luz.

tanci dijo...

Bueno Merci, me basta con que me leas.Y si no pararas de leerme sería porque algo te comunicaría. Yo creo que lo importante es que algo te llega. A mi me alegra verte por aquí.Te tengo fichada.No hace falta mucho conocimiento, pero estamos por aquí. Recibe un abrazo de abierta mirada.

Conchi dijo...

Hola, Tanci. Había leído tu entrada y pensé que te había dejado un comentario. Hoy veo que no, pero es que a veces blogger va por libre, ya sabes.
Bueno, quería comentarte que me gustó lo que escribiste. Esa chica de amplia mirada nos atrae!!! Espero que nos sigas contando esta historia.
Hoy me quedé preocupada por vosotros, pues vi en la televisión terribles imágenes de las lluvias. Espero que estéis bien todas!!!!
Un abrazo
Conchi

tanci dijo...

Querida Conchi:
Me alegra mucho tu visita.Te agradezco que ocupes un tiempo de tu tiempo. Es verdad, la chica de la abierta mirada nos va desentrañando un mundo lleno de vivencias y de mucho color. espero continuar con nuevas experiencias.Te contaré más sobre el tiempo. Recibe el más caluroso de los abrazos.