lunes, 11 de enero de 2010

Caligrafía o la perfección está en la práctica



Cayó en mis manos un pequeño juego de caligrafía: manual, plumillas, tinta y portaplumilla. No lo pedí, pero me fue regalado por quien , sabiendo de mi amor a la escritura y a las plumas estilográficas; tuvo  la generosidad y la buena idea de obsequiármelo.
Si, he de reconocer que tengo veneración y debilidad por las estilográficas, como también tengo una especial sensación táctil cuando escribo a mano y con este artefacto que, dado el avance de las nuevas tecnologías, va cayendo en desuso. A menos que se siga perpetuando, cabezonamente y de una manera habitual, como lo hace la que suscribe, o bien por románticos coleccionistas  buscadores de piezas originales o distintas.
A los niños japoneses, en su enseñanza primaria, se les enseña el arte de la caligrafía con pincel; a este arte se le llama Shodo. Es una materia más en las escuelas y es una disciplina muy difícil de perfeccionar, necesitándose una gran concentración y paciencia para dibujar los caracteres japoneses con tinta china y sobre papel de arroz. Desarrollando esta materia, desarrollan lo espiritual y lo artístico teniendo además un sentido filosófico.
Siempre me gustó la caligrafía, tuve la suerte de haberla practicado durante mis estudios de primaria. Me sentía tranquila, segura y empleaba todo el tiempo que fuera necesario en realizar aquella tarea con paciencia, tesón y habilidad. No me hubiera importado haber sido calígrafo de profesión o amanuense, toda vez que mi caligrafía la percibía, desde mi niñez, como correcta en sus formas, bien hecha y hermosa.
El término caligrafía proviene del griego "kale graphe" que significa "bella escritura". Así pues, la caligrafía es un arte, dónde la escritura puede llegar a ser bella y delicada cuando los trazos son armónicos y proporcionados, entrándonos por los sentidos como una auténtica obra artística. Puede jugar un papel importante la estética, la armonía de rasgos, el tamaño y hasta los colores que el autor designe. El que escribe, o sea, el calígrafo, le imprime un sello de individualidad y de carácter propio. Es la personalidad del autor de la obra, comunicada a través de su letra dibujada con su habilidad personal, con su arte y con su creatividad.
Del arte y estética de la grafías, al estudio en profundidad de la escritura, media una ciencia que nos descubre alguna parte del ser mediante el estudio y la interpretación de  sus símbolos y de su propia escritura. A través de la escritura se puede revelar, incluso sin querer, rasgos de nuestra personalidad, de nuestro carácter, de nuestras emociones..., además de nuestras cualidades y características personales. Nos puede desentrañar información de algunos aspectos de nuestra psique. Aristóteles manifestó, antiticipándose a los tiempos, que ciertos rasgos de carácter y personalidad se  podían vislumbrar a través de la escritura.
La primera vez que oí hablar de un "perito calígrafo" fue hace muchos años en el inicio de mi profesión. Fue a través de un letrado que recurrió a mis servicios para que estudiara, comparara y analizara, desde mi condición de maestra, unos documentos que, a la postre habían sido falsificados para el beneficio del empresario que quería hacer ver que sus trabajadores habían firmado un finiquito con su empresa. A las claras estaba que,  bajo el esmerado y atento análisis que llevamos a cabo entre mi hermana y yo, no coincidía el original con ninguno de los documentos allí presentados. No sé si fue o no definitorio nuestro elaborado informe pericial, pero el letrado ganó su causa.
Hoy vuelvo a desempolvar, emotivamente, mi vieja pluma estilográfica Parker, que me fue regalada cuando apenas tenía diez años y que, además de acompañarme fielmente durante mis estudios de bachillerato, hoy secundarios, y de carrera; ha transmitido pensamientos, sentimientos y una buena parte de la expresión de mi intelecto. Además,  fue la adorable provocadora del inicio  de una buena, larga y hermosa amistad. Amén de incitarme a mi colección personal de estilográficas.







Protected by Copyscape DMCA Violation Finder

8 comentarios:

sinkuenta dijo...

¡Bonito regalo el que te han hecho! Me ha gustado mucho este post explicativo de la caligrafía y de las plumas estilográficas. Da pena sentir que dentro de poco nada quedará de tanto trabajo dibujando palitos y puntitos ordenadamente sobre el papel. Mientras te leía se me ocurrió la idea de inventar la manera de pasar a ordenador la propia escritura, crear una FONT con nuestros auténticos rasgos y así seguir embelleciendo páginas con nuestra bella marca. Te mando un beso, 'perito calígrafo'

tanci dijo...

JE,JE. Alicia esa idea me parece maravillosa. ya me explicarás copmo hacerla realidad,porque yo no tengo idea de como hacerlo. Y de verdad, tener una pluma estilográfica en las manos es sensacional. O al menos a mi me lo parece. Gracias por tu visita puntual como de costumbre.Por cierto ¿tienes buena caligrafía?, no lo recuerdo.
Un abrazo al más puro estilo "cursiva vertical",caligráficamente gablando y enlazando.

virgi dijo...

¡ja! Yo también tenía una Parker, color granate. Ahora me la has recordado, debe andar en casa de mis padres. ¡Cuánto camino hasta ahora, escribiendo cada día en estos teclados!
Esta bien la idea te Sinkuenta, sería genial.Un abrazo

tanci dijo...

Virgi, ahora no lo será tanto, pero en aquellos años ¡qué importantes nos sentíamos cuando nos regalaban una pluma!. La Parker mía tiene una pequeña rotura de tanto que la usé. ¿Quién nos iba a decir que aporrearíamos más un teclado que una pluma o boli para escribir?.
Gracias por tu visita.Un abrazo también para ti.

mónica dijo...

¡Hoal Tanci! A mí también me ha gustado mucho tu post y la verdad es que ahora, con tanta tecla, muchas veces echo de menos escribir a mano. Escribir con pluma me encanta, ¡auqnque siempre acabe con los dedos manchados de tinta!Y también me ha gustado mucho la idea de Alicia. Aunque las páginas no resultasen tan pulcras y legibles, sería bonito que se plasmaran en ellas los rasgos de cada uno... Un abrazo.

tanci dijo...

Mi querida Mónica, pues a ver so Alicia pone en práctica esa bonita idea de plasmar nuestras letras a través del ordenador. A mi me encantaría. Me alegra que te guatara mi post. ¿Sabes? Recuerdo la nitidez de tu letra. La recuerdo ordenada,limpia y tus esquemas bien relacionados. Y me gustaría estudiar grafología. Me parece una ciencia apasionante que nos desentrañaría un montón de cosas... deja ver...
Te envío un abrazo fuerte.

garanorte dijo...

Hola, Tanci. Me ha gustado mucho tu pequeña disertación sobre la caligrafía. Hace tiempo que no oía la expresión "perito calígrafo".Por notarte tan privadita con tu juego de caligrafía, yo me atrevo a darle las gracias a quién te lo obsequió. Disfruta de ella.
A mi me también encanta escribir con pluma. Tener en mis manos la sensación de una pluma hace que mi escritura sea diferente, como si fuera una prolongación de mi misma.
Informo que existen programas informáticos que reconocen la escritura (ahora recuerdo uno más bien antiguo, se llama Mi letra 2, aunque nos haría falta tambien un aparato llamado Tablec PC o tableta digital, dejo una página por si a alguien le interesa (http://www.pccomponentes.com/TABLETAS_DIGITALES.html). Un abrazo

tanci dijo...

Querida amiga me da mucha alegría verte aparecer de nuevo por esta micasa. Gracias por acercarte, dejar tu opinión que siempre es bienvenida y sobre todo por darnos los datos sobre ese programa informático que nos podría ayudar a la caligrafía de nuestros escritos. Mira por donde se puede empezar a gestar un nuevo proyecto.
Espero que continúes con el tuyo. Desde aquí te mando un bonito abrazo a la vez que espero tu participación.