domingo, 14 de diciembre de 2008

Mesías




Hoy vuelvo a hablar de la música. Ya en otra entradilla lo hice iniciándome en la escritura a través de este medio que son los blogs. Y es que la música me sigue amansando, me cautiva, me suaviza, me da alegría, me motiva para seguir. Es uno más de mis pequeños motores, me da vida, me aporta energía, me impulsa…
Después de la apoteosis del Mesías de Händel en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, no puedo dejar de reflexionar sobre algunos de los certeros pensamientos plasmados por el ensayista musical Juan Ángel Vela del Campo. Y es verdad lo que Juan Ángel argumenta estupendamente en la introducción al folleto que desarrolla la obra y que, a su vez, resume en el título a la presentación: “Andar, cantar, vivir, soñar”.
Como que es cierto que se me ha ensanchado mi horizonte musical después de estos meses de ensayo permanente y viviendo esta obra desde lo más profundo de mi ser. Y no sólo se me ha ensanchado mi horizonte, sino que mi alma, por si ya estaba poco henchida, se desbordó. Mi alma pletórica de notas musicales, de acordes, de ritmos, de entonaciones, de armonías, de encuentros, de emociones y de complicidades. Todo un festejo hacia la música y hacia la camaradería. Toda una explosión de arte y estética musical. Fue un placer coincidir con todos lo coros que trabajamos en este proyecto y que se hizo realidad. Fue un proyecto accesible, asequible y alcanzable.
El entusiasmo y la emotividad que empezó fluyendo desde mi interior, no hizo más que salir poco a poco para terminar rebosándose el día de la actuación. Y ese día, en común unión con el público, pude sentir el esplendor de esta magnífica creación vivida desde dentro. Público que, tal vez, en algún momento de la obra, se le pasó por sus cabezas participar con sus voces conjuntamente con las de los coros; al menos en la parte más festiva que es el Aleluya. Tal es el grado de vibración y alegría que se siente.
Es el Mesías participativo. Es el Mesías de todos y para todos. Es un Mesías que a través de la música nos viene a tranquilizar si así lo necesitáramos, nos viene a ofrecer nuestros deseos si así los pidiéramos, nos viene a alentar si así lo estuviéramos deseando… en una o dos palabras; nos viene a dar luz y resplandor a todos los que vibramos al unísono.
Y así me sentí yo en la mayor parte de los ensayos y de la actuación; pletórica, alegre, exultante, llena de paz y de armonía. ¿Pedir más para qué?
Algo tan simple, como simples son las notas musicales salidas desde el interior de cada uno de nosotros; pero con el convencimiento de aportar ese grano de arena en la inmensidad de una obra jubilosa por antonomasia : El Mesías de Händel.
Al final podría ser la música la que, a través de su lenguaje universal, hiciera el milagro de transformarnos y transformar este trastocado mundo haciendo un esfuerzo útil entre tantas desavenencias y desencuentros a nivel mundial. Ese sería el verdadero encuentro con el Mesías, así como su mensaje y su cántico hecho realidad. Ahí es nada.









Messiah, oratorio, HWV 56: Part 1. 17. Chorus. Glory to God in the highest - Arleen Auger, soprano; Anne Sofie von Otter, contralto; Michael Chance, alto; Howard Cook, tenor; John Tomlinson, bass; The English Concert Choir; The English consort; Trevor Pinnock conducting





Messiah, oratorio, HWV 56: Part 1. 9. Air. O thou that tellest good tidings - Trevor Pinnock





George Frideric Handel: I-8/23 Messiah, oratorio, HWV 56: Part 1. Behold, a Virgin shall conceive. O thou that - Arianna Zukerman, soprano; Daniel Taylor, countertenor; Steven Tharp, tenor; William Sharp, bass; American Bach Soloists; Jeffrey Thomas directing




G. F. Handel - Messiah `I Know That My Redeemer Liveth` - Sumi Jo




Haendel -I Know That My Redeemer Liveth, Fr. " Messiah" - Mak Ka-Lok, Voronezh State Symphony Orchestra




Track 08 -




Aleluya - Hendel



Page copy protected against web site content infringement by Copyscape




11 comentarios:

mónica dijo...

Querida Tanci, ¡es maravilloso todas las cosas buenas que te hace sentir la música! Y todo éso se te nota cuando cantas, se refleja en tu rostro... ¡Ya me puedes ir diciendo cuándo es vuestra próxima actuación!

tanci dijo...

Mi querida Mónica: que bueno quew estás cerquita por aquí. Tu experiencia tendrás que compartirla pasito a pasito. Estoy deseosa... Y si es verdad, recibo mucho de la música...aunque tú sabes que soy sólo una aficionada.Pero metoca mi vena aensible. Espero verte pronto. Recibe un abrazo fuerte.

MARY dijo...

Querida Tanci!:una vez leí que cuando Haendel compuso su famoso 'Aleluya', el fragmento más famoso de 'El Mesías', escribió que había creído ver el Paraíso frente a él y al gran Dios sentado en su trono con su compañía de Ángeles…
Yo siempre he creído que los prodigiosos de la música, sean cantantes, compositores…poseen, además de unas cualidades especiales, algo más que les hace diferentes. La gente que tiene esa sensibilidad especial por la música y que le hace sentir tantas cosas como a ti, también son especiales…tu eres especial. Consigues trasmitir todas tus emociones de una forma tan “directa”, y logras disfrutar tanto con la música, que contagias. Precioso, me ha gustado mucho. Saludos y hasta pronto

tanci dijo...

Mi querida Mary; y tú has logrado emocionarme con tus palabras que m ehan llegado directas al corazón.No sabía lo que escribiste del Aleluya y como lo vió el compositor, pero es que así tuvo que ser para conseguir tan bella obra y tan alta vibración.Me encanta verte por aquí y es que siempre tienes las palabras adecuadas para conmigo. Y la verdad a nadie le amrga un dulce.¡Con qué buenos ojos ves todo!Gracias por el regalo de tu vista. Nos veremos próximamente.Un abrazo fuerte.

tanci dijo...

Mary tanto el regalo de tu "vista" como el regalo de tu "visita" valen por un igual. Osea que con tu vista me llega tu visita. Valga la correción. Un beso.

sinkuenta dijo...

Querida Tanci: ¡qué profundos sentimientos despierta en tí la música! Sigue disfrutándola... es una suerte que uno tenga esa gran sensibilidad para poder superar así las contrariedades que se presentan irremediablemente en la vida. Un abrazo fuerte

tanci dijo...

Mi querida Alicia, es cierto que la música está ahí para disfrutarla, para sentirla y para vivirla. Nos ofrece lo mejor en todos los momentos.Y uno que es, en suma,amante del arte en el sentido más amplio, no puede dejar de apreciarla y vivirla.Toda emoción es poca cuando de sentimientos se trata y aquí estamos ante una gran obra. El domingo se podrá volver a oir y a sentir en el Teatro Leal. Gracias por tu comentario.Un abrazo.

mónica dijo...

Hola Tanci, sólo pasaba a desearte una muy feliz navidqd. Espero que pases un día maravilloso con tu familia. Muchos besos!

Adormidera dijo...

Tanci,
no tengo mucho tiempo hoy para explayarme como quisiera, casi que no llego a abarcarlo todo, igual que tampoco pude entretenerme en buscar tu correo. Así que te dejo aquí mis mejores deseos para esta noche, que la disfrutes sea como sea que la vayas a vivir, y que mañana auqnue tormentoso como se espera el día, esté repleto de luz y calor interior.
Para el próximo año, ya veremos qué desear. Voy paso a paso, no quiero atragantarme con nada, cada día, y al siguiente un día más.
Un abrazo tierno y de alguna manera cercano, muy cercano. Total, sólo tienes que subirte muy alto o acercarte a Tegueste, desde allí, me verás.

FELIZ NOCHEBUENA Y FELIZ NAVIDAD

tanci dijo...

Querida Mónica ; tus buenos deseos me llegan directos al corazón y como así lo siento, también te deseo lo mejor para estas Navidades para ti y tu familia.
Un beso

tanci dijo...

Querida Adormidera:
Gracias por tus buenos deseos para estas Navidades. Pasito a pasito se van construyendo los grandes proyectos, las grandes obras. Y yo así lo estimo también. Me gusta erte por aquí y tu visita es muy bien recibida. El calor y la ternura colman mi espíritu. Gracias. Te deseo lo mejor también y esa onda expansiva de luz y calor que penetre en todos los corazones.Un abrazo