lunes, 13 de octubre de 2008

Tus manos





Me llega la caricia suave
y el aire tibio de tus manos,
el sentir de tu presencia
en sarmientos encrespados,
y finas hebras enredarse
a tu andar, y a tu paso
siempre todo festejado,
cuando en mi sólo había espera
cuando en ti sólo había entrega.



Tu semilla dejas caer
en un duro y abatido campo,
con esmero y paciencia trabajado
vertida de tus cálidas manos,
las tuyas sobre las mías
reposando
amparadas y a buen recaudo.



Se enardecen tus manos
desgranando
de la piña el grano,
amarillo maduro
y rojizo diferencial,
el carozo has de apilar,
mientras
la luna llena
nos quiere regalar
un farolito encendido,
acertando alumbrar
en noches claras
de fresco terral.



Atinas a perpetuar
la danza de tus ancestros,
entre hierbas, hojarasca y campos,
entre ciruelos, naranjos y limoneros,
en un leve sueño
me rindo y me embeleso,
si tiernamente me arropas
yo me acurruco y me aquieto.



Un mundo natural
de enjambres, pájaros y nidos
oculto entre las ramas
lo atesoras escondido,
para mostrarlo de regalo
sin moverlo ni tocarlo,
alimentando la ternura
de esos ingenuos
y apacibles años.
Con amor e ilusión
sólo te bastaba enseñarlo.



Tus manos serpentean
entre escasos algodones blancos,
con pompas de jabón juegan
se adiestran repiqueteando,
sobre la pila de piedra
molinera o de basalto.



Tendiendo siempre al sol
altivas se ven tus manos
en tendedero improvisado,
la ropa al viento volando
a cada lado un brezo,
la fina cuerda en medio
atada en ambos extremos.
Si alguna prenda queda
se coloca y se extiende,
sobre unas matas verdes
esperando que el sol
le llegue y la seque.



Cierro los ojos
de temor y sueño
desvanecidos,
un suave recordatorio
a mi mente llega florecido,
memorias de tus manos
amorosas
recogiendo ramilletes,
ocres, rojos,
amarillos y verdes,
acercándose a todas horas
tu dulce y fiel reflejo
claro a mi inconsciente.



Difícil tarea la tuya
con pocos recursos
de aquellos años
perpetuar una infantil felicidad
salida de tus lindas manos.


Por volver a tenerte
caminaría hasta la muerte.






Mozart for Baby - Mozart



Brahms Lullaby [Piano] - Johannes Brahms






Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

10 comentarios:

sinkuenta dijo...

Hola Tanci: me ha encantado este escrito!! tan lleno de sentimientos, colores y olores... se oyen incluso el ruido de las pinzas de tender la ropa abriéndose y cerrándose rítmicamente, me pinchan las espinas de las ramas de los árboles y huelo el calor invisible que unía la experiencia y la fuerza con lo tierno y delicado. Una bella historia. Un abrazo

tanci dijo...

Querida Alicia:
Gracias por visitarme de nuevo.Me alegra mucho que tu sensibilidad llegue a captar ese ramillete de sentimientos que se ha intentado describir. Por otro lado con un montón de cariño. Como bien puedes ver me siguen atrayendo las manos.Es una constante. Recibe el más caluroso de los abrazos.Y gracias por estar al pié del cañón.

mary dijo...

Qué bonito!!! cuánta sensibilidad...me ha gustado muchísimo...que suerte poder acceder a toda esa belleza que hasta ahora permanecía escondida!!gracias.

mónica dijo...

Querida Tanci, me ha encantado este poema, es el que más me ha gustado de todos los que te he leído. Rebosa ternura, fuerza, amor por la naturaleza... seguro que cualidades presentes todas ellas en esa abuela maravillosa que lo inspiró, y que tan importante fue para tí. Alegró tu niñez hace bastante tiempo y, ahora, seguro que aún consigue arrancarte una sonrisa cuando te dejas llevar por esos cálidos recuerdos. Eres muy afortunada al haber podido disfrutar de su cariño. Un beso.

tanci dijo...

Mi querida Mary:¡ cuánto me gusta verte aparecer por aquí!.La verdad es que cuento con personas que tienen buenos ojos para mi, y tú eres una de ellas.Te agradezco tus bonitas palabras salidas del corazón.La suerte es mía al tenerte como amiga. Recibe un besito y un abrazo.

tanci dijo...

Mi querida Mónica: Si, es verdad, mi abuela fue la que me comunicó al amor por la naturaleza. Era una mujer sabia, de sabia naturaleza.Durante muchos años hubo una absoluta comunicación e identificación con ella.Todavía hoy permanece... y tuve suerte al poderla disfrutar.Gracias por tus palabras tan llenas de cariño y amistad.¡Me alegra tanto que te haya gustado!Recibe mi abrazo caluroso.MUAÇ

FLACA dijo...

Hermosísimo y profundo poema. Bella, también la música.
El libro tiene un valor muy alto para mí,leyéndole me doy cuenta de cuánto hace que nos parezcamos esas raíces comunes.
Un abrazo enorme,Tanci.

tanci dijo...

Querida Flaca; Me alegra un montón recibir esas bonitas palabras desde la otra orilla y de tu parte. Intuía que podría valerte de ahí mi obstinación por hacértelo llegar. Todavía me hace más feliz. Ciertamente tenemos muchas raíces en común, lo que hace de este mundo algo circunstancial.Un beso otoñal.

RAQUEL dijo...

Hola Tanci, me encantó esta poema a las manos, manos que tanto transmiten, quiero hacerte un pedido. si puedo llevarme esta poema a mi blog, lenguajesinvoz, por supuesto con tu autorización y con tu nombre.
Un abrazo desde Argentina

tanci dijo...

Querida Raquel:
Veo que te apasionan las manos. A mi también me encantan.Me alegra que te haya gustado y me alegra que hayas cruzado "el charco" para venirme a visitar. Gracias. Puedes cogerlo, si te place.No hay inconveniente.Te visitaré en cuanto pueda.Un abrazo