sábado, 27 de septiembre de 2008

Para cuando decidas.





Para cuando decidas
romper tu silencio amordazado
en busca de mi presencia
perenne y un poco aventurado.
Yo, ya no habré estado.

Para cuando quieras
envolver tus perlas
en una caracola
de plata, silencio y olas.
Yo, ya no habré estado.

Para cuando desees posar tus manos
en bandeja de oro repujado,
en jarrón chino
bellamente estampado,
en un trocito de marfil perfilado.
Yo, ya no habré estado.

Si tras un breve encuentro
tus anhelos se tornaron furtivos,
o tal vez se vieron truncados
en imaginaciones vanas
en alientos repentinos.
¿A qué permanecer
si nunca te he encontrado?

Entonces, yo no habré estado.

Mantenerse entre
dos corazones divididos
como cumpliendo su destino,
en la inmensidad de tu noche
en un amanecer deseado
y en el día festivo.

¿Es que te vale de algo
una vida aletargada
sin parte de mi cariño?,
tus ojos veré desplegando
queriéndome hacer un guiño.

Para cuando pretendas apartar
tus enguatadas brumas
casi duraderas y súbitas,
en un gesto claro y sincero
de decidir ir al frente
buscando esa frágil dulzura.

Entonces, yo no habré estado.

Porque para ese entonces,
cuando des con mi ternura
desprendiéndose a gajos
salpicando tu cristalina fuente,
esperando tu encuentro
y queriendo tus más íntimos
bosquejos
de una sutil caricia de
amores todavía tiernos.

Entonces, sólo entonces
Yo, ya no habré estado.

Y definitivamente,
por mucho que me busques
por más que lo intentes
al esperar aquel conmovedor
y sutil encuentro,
ya no estaré cerca
aunque sepas que yo aún
te quiero.

Yo, ya me habré marchado
y no cumpliré con tu deseo.



Wagner, El ocaso de los dioses - Musica Clasica


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

12 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

quiero que lo decida...

tanci dijo...

Para otra vez viajar al olvido y queriendo al igual que yo que lo decida,en la espera estará la virtud de la paciencia... mientras tanto ¡que lo decida ya!
Un saludo

mónica dijo...

¡Hola, Tanci! Tu poema parece decir algo así como: "Aquí tienes mi afecto, tómalo, te lo estoy ofreciendo. Si no te decides a aceptarlo, mañana puede ser tarde, mañana ya no estaré cerca..." Suena a ultimátum: ¡Decide, puede ser ahora o nunca! Pero Tanci, ¡esas cosas no funcionan así! ¡Qué complicados son los afectos! Igual que no podemos comprarlos, no podemos (o no debemos) forzarlos, no se les puede meter prisa... Bueno, es mi manera de verlo... Aunque tampoco estoy muy segura de haber sabido interpretar bien tus palabras... Ya me contarás. ¡Un abrazo!

tanci dijo...

¡Que va Mónica ese es un minuto de desencuentro de uno de los protagonistas!.Al final el corazón manda sobre la cabeza. Pero estarás de acuerdo conmigo en que " el esfuerzo improductivo nos lleva a la melancolía". Y la tendencia es siempre ir en busca de la felicidad y de la alegría... ¡o no?.
Un beso mi niña.

mary dijo...

Y me parece muy cierto amiga, es ahora o nunca, siempre,siempre es así...es el ahora lo que cuenta, mañana quién sabe!!??. Aunque en cuestiones de afecto es difícil ser tan tajante,en eso estoy de acuerdo con el comentario de Mónica, a veces, es el tiempo quien lo cura todo y quien pone las cosas en su lugar...(lo he oído desde pequeña...)pero nunca he llegado a estar segura del todo y es que...cuando se habla, del y con el corazón, a veces nos cuesta entendernos...o no!!??
Gracias por compartir esta tarde, me gustó mucho y espero que hayan muchas más.
besos.

tanci dijo...

Mi querida Mary:
Es cierto, es el ahora lo que cuenta, y en ese sentido¿ por qué dejar y dejar pasar oportunidades?.Los afectos efímeros se los lleva el viento, los afectos palapables permanecen.¿ y qué hay de los afectos virtuales?.O los coges o los dejas, y en cierta forma es una decisión que has de elegir en un momento preciso.
¡Qué bueno cuando se comparten, saberes, estares, tardes... y ¡afectos!. Me ha encantado haberla compartido contigo también.
Recibe un abrazo de oso cariñoso.

alicia dijo...

Querida Tanci: me ha parecido muy poética esta nueva entrega de 'palabras encadenadas'. Nuestro protagonista está un poco exigente con la ausencia de su amado y le demanda que se persone o él desaparecerá del mapa... entiendo la reacción del protagonista, pero creo que mejor le iría si dejara al amado ser quien es y le diera la libertad de acercarse si él así lo deseara. (es una opinión)
Aprovecho para disculparme por no haber comentado el post antes... pero no he tenido mucho tiempo para 'pastelear' y tus posts son más profundos que la mayoría de los que se leen por ahí. Un abrazo, poetisa!!!

tanci dijo...

Alicia querida:
Gracias por tu comentario para mis palabras encadenadas.Tu opinión siempre ha contado mucho en este espacio y me alegra verte por aquí. Y ahora más que nunca porque ¡ya tengo contador! y algunas cositas más.En la elección está la libertad. Pero la no acción también forma parte de la libertad y es la que por lo visto exaspera al protagonista.
Que tengas un buen fin de semana.
También un abrazo para mi mentora.

sinkuenta dijo...

Tanci, el protagonista debería de dejar de exasperarse... y dejar que el otro actúe o no lo haga, sin que ello le produzca desasosiego... y ¡enhorabuena por todos esos nuevos gadgets! ¡Estás hecha una freaky! Un abrazo fuerte

FLACA dijo...

Sigue acompañándome tu regalito todas las noches antes de dormir. Gracias. Un beso.

tanci dijo...

Mi querida amiga:
Gracias por venir. Si, es verdad. El protagonista debe dejar en manos de los hados esa posibilidad o no.O bien que espere a ese ser fantástico con varita incluida y que emplee su poder para beneficiar al elegido.
Tuve ayuda con los gadgets así que el mérito para mi amiga.Y para mi el aprendizaje.
Recibe un caluroso abrazo.

tanci dijo...

Querida Flaca:
Espero que descubras cosas interesantes y que además seas feliz.Ya me contarás.
Un abrazo desde esta orilla.