sábado, 21 de junio de 2008

¡Es la víspera!




¡Es la víspera! ¡Es la ilusión!
Es San Juan, quizá sea un don.

Las fogaleras han crecido en medio
del asfalto,huertas, solares
y terraplenes abandonados.

El cielo se ha teñido de un rosa encendido.
Y la luna, en menguante,
juega a esconderse detrás de las nubes coloradas
alguna habrá encarnada.

Nubes que no conoce,
que le son nuevas,
que llegan hasta ella
como algodones de fiesta.

¡Clin,clan!... una monedita pa` San Juan,
¡Clin,clen!... pa´ esa noche arder,
¡Clin,clon!... San Juan encendió,
¡Clin,clun!... ¿ por qué no la saltas tú?.
¡Clin,clin!
¡Vaya que si!...la saltaré sólo por allí.

Fly Me to the Moon - Jazzamor


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

8 comentarios:

Amapola dijo...

La mágica noche de san juan.....espero
que lo pases genial
Saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Realmente precioso. He podido oler las hogueras en la playa -y te lo dice uno de tierra adentro-.
Saludos

mónica dijo...

Me encanta el tema que has elegido, casi puedo oler el humo de las hogueras... Siempre me ha gustado la noche de San Juan. Me gusta la magia que la envuelve, el escuchar los ritos y leyendas que circulan sobre esa noche especial... Aunque no los crea, me gusta oírelos contar a la gente: lo de los baños para aumentar la fertilidad, los ritos con velas de colores para auyentar los malos espíritus o atraer para siempre a la persona amada...
Yo de pequeña vivía en mallorca. Allí, como en tantos otros lugares del mediterráneo, la noche de San Juan era muy celebrada. Esa noche, después de cenar, mi madre insistía en que fuésemos a pasear por la playa. Me has hecho recordar los largos paseos por la orilla, la mezcla de olores a mar y a humo, las danzas de los jóvenes en la playa, las pequeñas virutas incandescentes que, como estrellitas, se desprendían de las hogueras y, agitadas por el viento iban a arar al mar, donde se apagaban...
¡un abrazo fuerte, y gracias por tus poemas!

tanci dijo...

Gracias Amapola. También lo deseo para ti. La magia debe ser para todos. Un saludo

tanci dijo...

Muchas gracias por tu comentario Hiperón. El olor queda para siempre y nos llena. Un saludo

tanci dijo...

Mónica, que bonita descripción has hecho de las virutas llegando al mar. Anda, anda,anda... también con tu alma de poetisa ¿eh?. Me alegra que te llegara al menos un tenue recuerdo. ¿Sabes?. Era tal la magia, que queríamos creer para continuar con el hechizo. Me encanta la magia que nos proporcionan las tradiciones y los ancestros.
Un beso amiga y gracias por venir.

sinkuenta dijo...

Perdona que llegue tarde pero hoy he estado todo el día del tingo al tango y sólo ahora, las tres de la mañana, puedo sentarme antes de ir a ver a morfeo.... las hogueras de san juan... el olor a humo y cenizas. veo que te atrae el fuego al igual que el mar y vislumbro en tu descripción a los niños disfrutando de la magia de esa noche especial con sus cánticos y aventuras. Mañana te pondré algo más, ahora estoy un tanto espesa. un abrazo,preciosa.

tanci dijo...

Alicia, ni tan espesa, ni tan dormida.Estás en lo cierto,las constantes vitales de la naturaleza me llenan y es como si no pudiera vivir sin ese contacto; por un lado íntimo y por el otro indispensable. Los rituales forman parte del disfrute de los pequeños momentos. En realidad esa es la vida.Gracias por visitarme a tan altas horas de la noche. Eres incondicional...