domingo, 30 de junio de 2013

Polígonos



                                                            Diseño Sotiros  http://estanochetecuento.blogspot.com.es/2013/06/en-el-espejo.HTML






En la columna blanca de la pared de la entrada de su casa, estaban colgados siete espejos de tamaño pequeño.  Cada uno reflejaba el estado anímico de su azarosa vida. Cada mañana, antes de salir de su casa, su estado anímico se veía reflejado en alguno de ellos.

El espejo triangular le auguraba una mañana encasillada, el romboide le decía cuán desbaratado iba a ser el día que iniciaba. El espejo rectangular le demostraba lo obsesivo de su persona, mientras que el cuadrado le demostraba que su día iba a estar pleno de ofuscaciones.

Si el espejo que brillaba esa mañana era el de forma circular, entonces estaba algo más cercano a un día interminable y más próximo a una flexibilidad  acorde a sus expectativas de vida.

Se ponía nervioso si el espejo que se iluminaba era el de forma pentagonal, ese obviaba el rencor y la maledicencia. No entraba en sus intereses personales.

Esa mañana, antes de abrir la puerta de su casa para dirigirse a su trabajo, se le iluminó su cara. El espejo ovalado de líneas suaves y circulares le indicaba, taxativamente, que se moviera con tolerancia, la misma que había escogido  para deambular por la vida.  


Protected by Copyscape Originality Check






12 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Y hay días quesería estupendo tener esos espejos. Otros, mejor dejarse ir, a lo que salga...

Luis G. dijo...

Que maravilla, Tanci... Aunque a veces me gustaría no saber como será la jornada.... Pero están muy bien fijadas las similitudes...

Un abrazo.

virgi dijo...

Espejos que nos reflejan según estemos, aunque nosotros creamos que es al revés.
Con ellos, querida Tanci, nos llevas a nuestro propio reflejo, que no siempre es el ovalado, auqnue quisiéramos.
Besos un fulgor de luz y vida desde aquí.

EL BLOG DEL COLEGIO GUAYONGE dijo...

Qué bonito!...cada día deberíamos, al menos, hacer esa reflexión...tener un espejito que nos ayudara sería muy conveniente!...muy bonito Tanci, un beso!...disfruta del verano!!

Alicia dijo...

Querida Tanci, el espejo de la tolerancia, el que coincidía con su propia decisión. Debe de ser mágico ese momento en el que nuestra voluntad se confunde con la realidad y nuestro camino encuentra su rumbo definitivo. Muchos besos

Demián dijo...

Alguien dijo que una profecía empieza a serlo en el momento que te la crees. Prefiero prescindir de esos espejos, que no me condicionen, que sea el día quien marque mi discurrir.
Bonito post, tanci.
Un abrazo.

tanci dijo...

María Jesús yo reo que sí, que es mejor ir por la vida un poco a lo que salga. Aunque con cierto ojo avizor. Abrazos.

tanci dijo...

Luis, de acuerdo contigo. A veces la improvisación mejora las expectativas. Digamos una de cal y otra de arena. Sin bajar la guardia. Gracias por venir. Un abrazo.

tanci dijo...

Querida Virgi, a veces quisiéramos tener ese reflejo como un anticipo como para estar preparados.. no sé que seria mejor. O si saldríamos ganando. Improvisar algunas veces dando el mejor reflejo de nosotros mismos. El mejor reflejo de abrazo para ti.

tanci dijo...

Querida Mary, si uno pudiera echar mano de algo así...no sé al final seríamos mejores. Se me queda a duda, pero al menos como guía no estaría nada mal. Me alegró tu visita. Un montón de besos .Buen verano.

tanci dijo...

Alicia, esa magia e la que reflejan los espejos y tú lo has definido perfectamente. Ambas coincidencias forman un cúmulo de vida y experiencia que al final termina reflejándose. Besos y abrazos.

tanci dijo...

Demián ¿la profecía autoincumplida?
pues algo así parece que pasa muchas veces. Y estoy de acuerdo también, dejemos que el tiempo discurra sin ponerle vetos ni cortapisas. Se hace camino al andar... Abrazos.