sábado, 29 de agosto de 2009

Si la piedras hablaran...


Foto Felipe


Si las piedras hablaran junto a la naturaleza...
Esas piedras del camino ¿y qué camino no tiene sus piedras?
Esas piedras amigas y compañeras,
esas piedras duras, quietas, perennes, fuertes...
aguantando años, soportando vestigios
esperando ser descubiertas.
Rescatando lugares, retocando sitios,
reformando emplazamientos, removiendo parajes,
restaurando hábitats, rehabilitando ancestros.
Salvables, auténticas y firmes piedras
transportables y transformadas,
llevadas a lugares recónditos y diversos
acondicionando aldeas, rincones y terrenos.
Necesarias y supervivientes piedras a lo largo del Camino.
Piedras que almacenan escenarios
llenos de ímpetu y voluntad,
de ilusión y proyecto,
de vida y construción.
Simples piedras del Camino en común unión con la naturaleza.

Si la piedras hablaran junto a la naturaleza...
escucharíamos su música, sus silencios, su aprendizaje y su recorrido.



Fotos de la autora y varias cedidas por Macu, Cayaya y Felipe
Música: El reloj andante (Haydn)
Dúo de Adán y Eva. La Creación. (Haydn)


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

4 comentarios:

sinkuenta dijo...

¡Bonito trabajo el que has hecho en esta entrada! Si las piedras hablaran se escribirían nuevos libros de historia... nos contarían tantas cosas que desconocemos, nos relatarán el por qué de las superficies erosionadas, nos solucionarían enigmas... pero, no lo hacen... siguen ahí, silenciosas, frías e inamovibles, ayudándonos a afianzar nuestros pasos sobre el planeta, dándonos protección en nuestras paredes y así, mudas, nos hacen reflexionar para que nosotros encontremos nuestras propias explicaciones. Un abrazo

mónica dijo...

Querida Tanci, ¡qué bonito, tanto el poema como el vídeo! Tengo que verlo estando tú presente para que me cuentes de dónde es cada imagen... ¡Y quiero ver todas tus fotos, ya lo sabes!
Bueno, espero que estés mejor de esa contractura y que pases una buena semana ¡Un abrazo!

tanci dijo...

Aliia, toda la razón. Pero alguna, alguna vez ha ha hablado y ha potenciado lazos de amistad entre los pueblos. Y si, muchas veces se queda uno mudo ante ellas pero percibiendo la música y la sonoridad que desprenden.Me gustan las piedras del Camino aunque no siempre las quiera en el Camino...
Me alegra que te haya gustado esta entrada. Me costó un trabajo, pero nada hay sin esfuerzo y sin repetición. Gracias por asomarte al dintel de piedra de mi ventana.
Un abrazo

tanci dijo...

Mi querida Mónica:
También me alegra que hayas venido. ¡Cómo no me va a alegrar si se que se te cuela la misma naturaleza que amo!. Ya veremos juntas las demás fotos. Lo de la contractura dura demasiado o a mi me lo parece...
Ya veremos. Un abrazo fuerte.